Sin categoría

Los avances sorprendentes en nuestro entorno que nos gusta compartir con vosotros.

Es una realidad que los asistentes de voz están llegando para quedarse en nuestras vidas, pero sigue siguiendo sorprendente la capacidad de comprensión y ejecución de estos (relativamente nuevos) sistemas.

Desde los asistentes en nuestro coche para una conducción más segura, pasando por los dispositivos de domótica que se han instalado en las principales habitaciones de nuestros hogares, hasta los ya comunes asistentes de móvil que nos acompañan a cada lugar que vamos. Seamos más o menos afines a estos sistemas, tenemos que admitir que para ciertas personas han sido una gran innovación que ha mejorado su calidad de vida de manera exponencial. Y es que la innovación, al igual que la creatividad, es la hija de la adversidad, con la suerte de que finalmente se puedan aplicar dichos avances al general de nuestra vida, haciéndola mucho más sencilla, conectada y productiva.

Desde este punto de vista, una de las mayores innovaciones de nuestro sector tecnológico viene de la mano de estos asistentes, que están en constante evolución y crecimiento para alcanzar funciones mucho más específicas y necesarias para determinados públicos. En este último artículo de Genbeta hemos descubierto que, gracias al desarrollo de un software específico, estos asistentes de voz son capaces de crear código bajo ordenes sonoras expertas, facilitando la inclusión en este mundo laboral de personas que, bien por accidente o por enfermedad, tienen limitaciones físicas y/o motrices para crear código de forma tradicional.

El software que hace esto posible tiene diversas funciones cruzadas, entre ellas el reconocimiento de voz para la comprensión de ordenes de escritura, el reconocimiento sonoro para acciones concretas y el reconocimiento del movimiento ocular. Estas dos últimas funciones tienen como objetivo la sustitución del uso del ratón, siendo el movimiento ocular el que genera el movimiento del puntero y un chasquido bucal la orden sonora para realizar el click.

En definitiva, se trata de grandes avances para determinadas personas con necesidades especiales para el desarrollo de su trabajo, pero estamos seguros de que pronto esto se extrapolará a muchos otros ámbitos con el fin de facilitar la vida del resto de la sociedad.

¿Cuánto tiempo nos quedará usando las manos para escribir post como este o dándole me gusta con presión manual en el tradicional mouse?